martes, 13 de diciembre de 2016

AZTECAS: EL CONOCIMIENTO


LENGUA Y ESCRITURA
Los aztecas o mexicas, hablaban el dialecto náhuatl , que era fundamentalmente oral. Al extenderse su imperio la lengua se difundió considerablemente. Sin embargo, los vencedores no intentaron imponer su idioma entre los pueblos conquistados.

LA ESCRITURA

Para administrar el imperio azteca se requería de un sistema para apuntar y registrar los tributos procedentes de ciudades y territorios conquistados. Los encargados de plasmar los sucesos históricos y de llevar los cuentas del imperio fueron los sacerdotes, que eran los únicos que tenían los conocimientos necesarios para escribir, pues el resto de la población no conocía la escritura.


Los aztecas usaron un sistema de escritura basada en glifos, una especie de pictogramas, como los que a veces aparecen en algunos de nuestros cuentos.

 

Los pictogramas se corresponden con sonidos, palabras  o ideas.


 Se escribía en papel elaborado con la corteza de higueras silvestres, la cual, una vez remojada era golpeada, quedando en forma de hojas. Estas eran recubiertas con un barniz y pegadas entre sí, componiendo tiras de hasta 11 metros de longitud.  También se usaba piel de venado. 







Los sacerdotes esbozaban primero en color negro el contorno de la figura que querían representar, y después añadían los colores. Principalmente usaban el rojo, el azul y el amarillo, así como pigmentos mezclados con aceites para dar brillantez.

No se conocen los instrumentos de escritura pero se supone que eran herramientas de madera, pelos naturales y espinas. Usaban pigmentos naturales y vegetales.




Los Códices mexicas son documentos escritos en la era colonial azteca; copia de documentos perdidos que datan de la época precolombina. Estos códices son la mejor fuente que se tiene de la cultura azteca, revelando como era la vida religiosa, social y económica de los antiguos mexicanos.

Los códices se coloreaban con una técnica similar a la acuarela.






SISTEMA DE NUMERACIÓN

La numeración también fue muy importante en el mundo azteca pues para gobernar el imperio había que llevar bien la contabilidad.
Los aztecas desarrollaron un sistema de numeración propia. El sistema numérico empleado era de base vigesimal, basado en el número 20, es decir, contaban por veintenas.

Inicialmente se contaba con puntos pero fue evolucionando para ir agrupando los puntos mediante rayas, y después empleando varios símbolos muy comunes para representar cantidades mayores. Por ejemplo, el 20 se representaba con una bandera, el 400 con una pluma de ave y el 8000 con una bolsa de granos de maíz.
Obtenían diferentes cifras agrupando o combinando puntos, rayas, banderas, bolsas.





LA EDUCCIÓN
Los mexicas dieron mucha importancia a la educación, pues consideraban que tanto niños como niñas tenían que desempeñar un papel en la sociedad. La educación  tenía un marcado carácter religioso y militar, pues la cultura azteca era eminentemente guerrera.



A partir de los 15 años los jóvenes eran instruidos  en  dos tipos de escuelas públicas, según la clase social a la que pertenecían.

Los nobles y privilegiados estudiaban en escuelas especializadas llamadas calmécac. 


Eran internados en los que recibían una educación de élite ya que eran ellos los que ocuparían cargos importantes en el ejército y en la administración. Eran formados en derecho, historia, astronomía, música, religión…, pero también en poesía y canto.

 
Era una enseñanza muy rigurosa con el fin de hacerlos fuertes, capaces de aguantar privaciones y demostrar su valor, así como habilidad en el campo militar. 




Recibían fuertes castigos por parte de profesores y padres, quienes les exigían valores como decir la verdad, la justicia, la humildad, el respeto a los mayores, etc

 

Los hijos de los macehualli, el pueblo, asistían a una escuela llamada telpochcalli


Se les enseñaba religión, historia, buen comportamiento, a usar las armas y a cantar y bailar. El objetivo era prepararlos como guerreros, agricultores y para desempeñar los diferentes oficios (artesanos, orfebres, agricultores, etc) de sus padres.



 Las niñas del pueblo se educaban en sus casas con sus madres, aprendían religión y las tareas del hogar  (limpiar, cocinar, coser, tejer …).










 Nosotros ya sabemos escribir números como auténticos aztecas:










 

No hay comentarios:

Publicar un comentario