domingo, 18 de diciembre de 2016

AZTECAS: ¿CÓMO VESTÍAN?



La clase social a la que pertenecía un azteca se distinguía por su manera de vestir y por el peinado y tocados que llevaban. Cuanto más elevado era el rango del individuo, más costosos y mejor adornados eran sus vestidos.
Los aztecas también se destacaron por la diversidad de su vestuario y su colorido. Este se conseguía a partir de elementos naturales, los dos más importantes fueron el índigo (obtenido de la planta indigofera) y el púrpura obtenido de caracoles.

Hicieron uso de pieles de animales, plumas y oro. Estos dos últimos elementos, eran de uso exclusivo de las capas sociales más altas, la nobleza.


EL PUEBLO 
Los hombres se vestían con un maxtle (un taparrabo), formado por una tira de algodón que pasaban por las ingles y ataban a la cintura, manto anudado sobre uno de sus hombros y sandalias de cuero o de fibra de maguey llamadas cactli que sólo tenían talonera y tiras para ser anudadas a la pantorrilla.
Las mujeres  utilizaban lo que se conoce como huipil  y  quechquemitl. Técnicamente es una gran camisola que por debajo tiene una falda. Por encima, colocaban una mantilla.


Los vestidos, tanto de hombre como de mujer, cuando no eran tejidos, se confeccionaban en fibra de maguey que se obtenía mediante el raspado de sus hojas o ramas, obteniéndose así los hilos.





 
LOS GUERREROS


En el caso de los guerreros aztecas, la vestimenta diferenciaba sus méritos en la guerra. Los más destacados utilizaban adornos de oro, conchas y tocados muy elaborados. Por lo general, con las vestimentas se recreaban las figuras de algunos dioses.






 REYES Y NOBLEZA

El rey y las clases nobles usaban telas finas de algodón  con complicados bordados. Se cubrían con capas decoradas con ricos bordados y plumas.



       

- Los Penachos: Están hechos con plumas verdes de quetzal y azules de cotinga, además de oro y turquesa.

 
 La calidad de los penachos guardaba relación con la importancia de su dueño. El tamaño y el colorido del penacho era directamente proporcional a la influencia del portador. Pasaban de un rey a otro y cada nuevo dueño añadía nuevas plumas que representaban las victorias y los pueblos conquistados.

Sabemos que al rey de España le enviaron muchos presentes suntuosos, y el penacho pudo ser uno de ellos.

 

El arte plumario constituía realmente una destreza particular.  Las plumas (de aves propias del lugar o criadas en cautiverio) se clasificaban por su tamaño y color, sobrevalorándose las de color verde de quetzal, cuya importancia era mayor que la concedida al oro.

 Éstas no solo se llevaban en los tocados, también en los escudos y trajes de los guerreros, cuyo vestuario en ocasiones representaba a sus dioses.
Las plumas más apreciadas eran las del quetzal (verdes) las del tlauquecholli (rojas) y las del xiuhtototl (azul turquesa). Con ellas también hacían tapices y adornaban mantas, máscaras rituales, escudos o trajes de guerreros.


–  Mantos: Sólo los nobles y quienes tuvieran heridas de guerra en las piernas podían llevar mantos largos que llegaran por debajo de las rodillas.

  

_  La orfebrería: Elaboraron todo tipo de figuras y adornos, pulseras, collares, pectorales, pendientes, etc. Con frecuencia el metal se combinaba con piedras preciosas (turquesa, jade, amatista) o con conchas.

- El oro y el jade: Los aztecas preferían  ya que el verde era el color ideal, pero varones y mujeres lucían pendientes y narigueras de oro. No estaba permitidos semejantes lujos a los plebeyos, pero a todos los niños recién nacidos les regalaban un pequeño colgante de jade como amuleto de la buena suerte.



– Joyas con turquesas: Hay muchos colgantes que fueron entregados como tesoro a los conquistadores españoles, por ejemplo, la serpiente de dos cabezas que era el símbolo del dios de la lluvia, Tláloc.


 Esta joya está hecha de madera hueca para que pese menos, se llevaba como parte de un tocado o como colgante. Está cubierta de un mosaico de turquesas con incrustaciones de concha roja y blanca. Los aztecas creían que el arte de fabricar estas joyas era un don del dios Quetzalcóatl.

En este montaje tenéis más información sobre la vestimenta azteca: 


Pincha AQUÍ


En este video podéis ver las danzas aztecas y el arte plumario:

No hay comentarios:

Publicar un comentario