lunes, 9 de mayo de 2016

GAUDÍ: CASA BATLLÓ



Esta casa perteneció a Josep Batlló (industrial que tenía varias fábricas en Barcelona) quien adquirió en 1903 un edificio que Gaudí transformaría hasta convertirlo en una de sus obras más originales.




A la izquierda de esta imagen podéis ver como era el edificio tal y como lo compró su dueño.

A la derecha se puede ver como quedó tras ser reforma de Gaudí.








Es de estilo modernista, es una casa repleta de alegría y dinamismo. De clara inspiración en la naturaleza y en el mar mediterráneo; predominan las formas onduladas y los tonos azulados.


FACHADA
Gaudí dotó a la Casa Batlló de una fachada original, fantástica y llena de imaginación.
Tiene forma ondulada y está recubierta con trencadís de vidrios de colores y discos de cerámica que recuerdan el oleaje del Mar Mediterráneo o a una cascada cuya agua estaría cayendo a través de esa magnífica fachada.

   


Los balcones poseen unas barandillas de hierro curvado con forma de antifaz (o calavera según otros).







Hay que destacar también el gran ventanal del piso principal realizado con vidrieras de vistosos colores.  
 Estas vidrieras están sostenidas por ocho columnas, que parecen confundirse con las ramas de los árboles que tiene al lado, aunque hay que afirma que esas formas estarían imitando huesos humanos. Todo ello es ejemplo de la influencia que tiene la naturaleza en el diseño de sus edificios.


      

Por último debemos destacar el extraño tejado del edificio que parece simular la figura de un dragón recostado. Las tejas de cerámica simulan sus escamas, incluso podemos apreciar el lomo del dragón en la parte superior (el remate espinal está formado por piezas esféricas de grandes dimensiones con colores cambiantes de un extremo a otro).


 
Aunque Gaudí no dejó nada escrito por lo que la espectacular fachada ha dado paso a muchas leyendas

Para algunos, recuerda a un lienzo o a los nenúfares de Claude Monet; 
 
 
  
Otros opinan que es la representación de un carnaval, donde el trencadís sería el confeti, los balcones de hierro fundido las máscaras, y el coronamiento de la fachada, la representación de un sombrero arlequinesco.
 

Para muchos otros, la fachada de la Casa Batlló representa la leyenda de Sant Jordi, patrón de Cataluña. 
La típica representación y símbolo nos presenta al Santo venciendo a una figura de Dragón. Interpretan la torre de cuatro brazos como la empuñadura de su espada hendida en el lomo del dragón, los balcones como los cráneos de las víctimas  del dragón y las columnas de piedra del ventanal principal, sus huesos.

En este video podéis ver una proyeccion sobre la fachada de la casa Batlló en la que se muestra esta leyenda.
En clase la hemos visto y nos ha encantado.


LA AZOTEA
El remate del edificio es la azotea. Gaudí situa en este espacio las salidas de humo y de ventilación. Estos elementos están elaborados de una forma artesanal . Para Gaudí las azoteas de los edificios eran como los sombreros de las personas, que denotan personalidad, por lo que siempre los diseñaba detalladamente.


En el conjunto de la azotea destacan las chimeneas, rematadas por sombreretes cónicos; están revestidas de vidrio transparente en su parte central y de cerámica en la superior, y rematadas por unas bolas de cristal transparente rellenas de arena de distintos colores.


INTERIOR
En cuanto al interior sigue predominando el uso de las líneas curvas, no solamente en las paredes o puertas sino también en el techo, creando un tipo de bóveda con forma de abanico que lo dota de movimiento. 
Junto a ello el uso de la vidriera , que también es una característica del movimiento.

 




El espacio más relevante es el salón principal, con un techo en forma de cielo raso de formas helicoidales en relieve, y donde destacaba el gran ventanal de la tribuna, decorado con vidrieras en forma de disco de diferentes colores.






Otros espacios destacados del piso principal son: el recibidor, al que se accede por el vestíbulo privado de la planta baja a través de una escalera cuya forma recuerda la columna vertebral de un animal, y que algunos estudiosos interpretan como la cola del dragón de la fachada…..
 







La sala de la chimenea, utilizada como despacho por el señor Batlló, comunica el recibidor con el salón principal, y presenta una chimenea situada en una concavidad con forma de seta.



El interior del edificio, hay que destacar un patio central revestido de  azulejos, con una ingeniosa gradación de color desde el azul de la parte superior hasta el blanco de la inferior, pensado para aprovechar al máximo la luz natural y que provoca la sensación de estar en una cueva submarina.



La última planta es el desván, donde se situaban los lavaderos, trasteros y otras zonas comunes y de servicios. Está concebida con una estructura diferenciada del resto del edificio, con una serie de arcos catenarios realizados en ladrillo revocados con yeso, que sostiene un sistema de bóvedas parabólicas sobre el que se alza la azotea.
Este sistema tiene ciertas semejanzas con el costillar de un animal, por lo que algunos interpretan sería el interior del dragón de la azotea.


 Nos ha gustado esta animación de los interiores de la casa Batlló:
 















No hay comentarios:

Publicar un comentario