jueves, 4 de junio de 2015

EL AGUA IV: FLOTABILIDAD

Para estudiar la flotabilidad hemos introducido algunos procesos del método científico: manipulación, formulación de hipótesis,comprobación y experimentación.

Preparamos diversos objetos y materiales para comprobar si flotaban o se hundían.


Representamos visualmente estas dos alternativas:




                                               FLOTA                                                                    NO FLOTA

Lo dibujamos en el suelo para que cada uno se colocara al lado de la opción que representara su propia hipótesis.

 
 Y fuimos introduciendo objetos en la cubeta de agua para jugar, experimentar y comprobar nuestras hipótesis.

Una pelota de pin pong ...


Una bola de plástico




Un corcho

      Una grapadora metálica                                               Una pinza de plástico

 Cuchara de plástico


    Cuchara metálica.                                                           Pala.
 

    Cuchara de plástico                                       Lapicero


Tijeras, botella de agua llena, botella vacía, goma ...





Y vimos que había objetos que flotaban










   
            Y otros que se hundían










 Unas veces acertamos con nuestras hipótesis y otras no, pero lo importante era experimentar y aprender.

Teresa nos invitó a encontrar una característica común entre los objetos que se hundían y entre los que flotaban.
¿De qué están hechos la mayoría de los objetos que se hunden (tijeras, grapadora, cuchara metálica)?
Pues claro, eran de metal. 
Y los que flotaban eran de madera y de plástico (lápiz, cucharas y bolas de plástico y de madera)

Sabiendo esto fue más fácil acertar lo que se iba a hundir y a flotar.





Parecía que ya estaba todo claro .... pero Teresa nos dijo que la mayoría de los barcos, incluso los más grandes, están hechos de metal.
¿Y entonces por qué flotan?


La profe nos dió esta explicación: podemos conseguir que algunos de los cuerpos que se hunden lleguen a flotar si se les da la forma adecuada. Los barcos, aunque están fabricados con un material metálico muy pesado (hierro) pueden flotar debido a la forma que tienen.

Y ahora a experimentarlo.

Cogimos una bola de plastilina y la metimos en la cubeta de agua.
¿Flotará?  ¿Se hundirá?



Se ha ido al fondo con los objetos metálicos.
Se hunde.

Entonces cada uno cogió una porción de plastilina y le intentamos dar forma de barco, la hicimos más aplanada (como un plato o una bandeja).
Y la pusimos en el agua.

Efectivamente, comprobamos que flotaba:




Sin embargo comprobamos que si a nuestra barquita le entraba agua y se llenaba, también se hundía.


 EXPLICACIÓN  CIENTÍFICA
El agua empuja hacia arriba todos los objetos que recibe y la fuerza de su impulso es igual al peso del agua que el objeto desplaza al hundirse. Una bola de plastilina desplaza poca cantidad de agua, como la plastilina es más pesada que el agua se va al fondo. Por el contrario, la misma bola de plastilina en forma de barca desplaza una cantidad de agua que es mayor que la anterior. 
La barca de plastilina llena de aire pesa menos que la barca llena de agua. Entonces flota.








No hay comentarios:

Publicar un comentario