miércoles, 30 de diciembre de 2015

FIESTA EGIPCIA

Finalizamos el trimestre celebrando nuestra "Gran Fiesta Egipcia".
En ella mostramos muchas de las cosas que habíamos aprendido en este proyecto sobre el Antiguo Egipto.

Todos preparados:



Una triste noticia llegó a nuestros oídos.
El faraón Sessostris III había muerto.
Todos estábamos tristes y apenados.

 
Aunque como buenos egipcios pensábamos que algún día resucitaría en el más allá.
Pero para ello era imprescindible momificarlo y conservar su cuerpo para la vida eterna.

Y nos pusimos manos a la obra.
Los embalsamadores y sacerdotes se encargaron de ello.

1. Primero lavamos y perfumamos su cuerpo:

         

2. Extracción del cerebro a través de las fosas nasales:




3. Abrimos el abdomen para extraer los órganos internos:



            ... pulmones,

                                                          ... estómago, ...
 
                                                                                                   ... intestinos ...

 ... y el hígado.

Cada uno de estos órganos son introducidos en los "Vasos Canopos", unos recipientes que representan los hijos del dios Horus.

El corazón, generalmente, se quedaba en el cuerpo pues se creía que en él residía el alma del difunto.

4. Se cose el abdomen:


5. Se vuelve a lavar el cuerpo.


6. Se cubre al muerto con natrón, una especie de sal con la que se seca el cuerpo. 

Así deberá permanecer durante 40 días.
Comenzamos a contar: uno, dos, tres, ... treinta y nueve y cuarenta.

 

7. Se retira el natrón, se lava y se perfuma el cuerpo.

 

8. Se envuelve el cuerpo con vendas de lino.


Se comienza por los dedos, luego las extremidades, el tronco, ...

                                                                                             


                              ... y por último la cabeza.











 9. Entre las vendas se introducen amuletos que ayudan al difunto a viajar a la otra vida.




 Una vez acabado el proceso de momificación colocamos al gran faraón Sessostris III un máscara de oro que representaba su rostro.


Y los símbolos de poder de los faraones: el cayado y el látigo: 

 

 Luego realizamos la "ceremonia de la apertura de la boca", un ritual en el que un sacerdote egipcio toca con una azuela la boca, los ojos, la nariz, ... con el fin de devolver el aliento y los sentidos al difunto en la otra vida.

 Luego recitamos al faraón la poesía que en su honor nos habíamos aprendido:

"El faraón Sessostris III está muy enfadado,
¿Quién es el chapuzas que me ha momificado?
....

 Y pasamos a mostrarle nuestros respetos:














  Esta momia ha estado muy quieta.

 VIDA ETERNA PARA EL FARAÓN SESSOSTRIS III


Pero todos queríamos experimentar como sería convertirse en momia.
Y lo hicimos.
Por parejas fuimos convirtiendo en momias a nuestros compañeros.
Así quedamos ...




    

 







 


Y bailamos como auténticos egipcios:




Momias de colores:


Momia es:

 
Nos despedimos del Antiguo Egipto: