jueves, 20 de marzo de 2014

Diversiones medievales



LOS TORNEOS Y LAS JUSTAS



Los torneos eran los eventos más importantes que se celebraban en las ciudades y en la corte para la diversión de  reyes y señores. Se celebran en tiempos de paz.

Estos espectáculos se celebraban con motivo de coronaciones, casamiento de reyes, príncipes  o nobles, nacimientos, conquistas o alianzas, recibimiento de embajadores, …


Los torneos eran competiciones entre caballeros, les permitían probar su valentía y ganar gloria y riqueza. En estos juegos cuyo principal objetivo era adiestrar al caballero en el lance de la guerra, pero no combatían para matar o herir gravemente al contrario.

En el torneo se combate  a caballo entre varias personas puestas en cuadrillas y bandos de una parte y otra. 

Era la imitación de una batalla. Duraban varios días.

Los torneos son por tanto un ejercicio de guerra y galantería sujeto a ciertas reglas que hacían entre sí los antiguos caballeros para ostentar su valor o lograr el aplauso y preferencia entre las damas.  

 

 

Justas  

El torneo es muy parecido a la justa. Pero la justa se trataba en combate singular y las armas no eran simuladas, es decir se podía caer herido grave o muerto y en los torneos se realizaban en cuadrilla entre varias personas como armas que generalmente no producían heridas graves o la muerte. 


 Aquí tienes otro video.

 

La sortija

La sortija consistía un ejercicio en que los caballos iban a galope y los jinetes debían atravesar un anillo colgado.


La  quintena

La quintena era un juego en que descargaban sus golpes a un maniquí móvil (estafermo), dispuesto de un eje de tal modo que herido en la frente se volvía y asentaba un fuerte garrotazo sobre el torpe asaltador.

 

LAS CACERÍAS 

Unían diversión y deporte. Cazaban a caballo animales con los que se abastecían. Solían usar también perros. Sus presas favoritas eran los ciervos y jabalíes.



 BANQUETES



Los reyes y señores feudales celebraban grandes fiestas en el salón principal del castillo en los que se comía y bebía en abundancia, había bailes y mucha diversión.



http://comps.canstockphoto.com/can-stock-photo_csp1661634.jpg


Estos banquetes solían ser amenizados por bufones, juglares y músicos.


El BUFÓN 
El bufón era un artista que solía estar al servicio del público o de un señor, que lo mantenía, para que amenizase su vida cotidiana.
El bufón no era un simple saltimbanqui. El bufón era el Rey de los comediantes, muy por encima de los simples juglares que cantaban canciones que componían otros.



El bufón entretenía y divertía. Sus bromas siempre eran agudas y sus chanzas punzantes y realistas.  A los bufones se les daba libertad de acción para decir cualquier cosa en "broma",  tenían que saber a quién hacer chanzas y a quién no. No era un trabajo sencillo, podía ser peligroso. Por eso se requería ingenio y astucia, una lengua rápida y vis cómica.


Pincha aquí para ver un desfile de bufones muy alegre.



Nosotros nos disfrazamos de bufones. 

¡Qué guapos y divertidos estamos! 



 























EL JUGLAR   

Un juglar era un artista ambulante en la Europa Medieval. A cambio de dinero o comida, ofrecía su espectáculo callejero en las plazas públicas, cantaba, bailaba, recitaba o hacía juegos o malabares.                                                                                                                 En ocasiones era contratado para participar como atracción y entretenimiento en fiestas y banquetes.   

 

EL  TROVADOR

 

Los trovadores  fueron músicos y poetas medievales, que componían sus obras y las interpretaban, o las hacían interpretar por juglares  en las cortes.








 



Danzas medievales



Las danzas medievales son poco conocidas hoy en día porque se han conservado muy pocos escritos sobre ellas, y porque, además, en la época, ellos escribían las notas en un pentagrama de 4 líneas y no de 5, como tenemos actualmente, con lo cual resulta confuso el conocer las melodías. Además no se describen en ninguno de los escritos conservados, por tanto, es casi imposible saber cómo se hacían en la época.